Desde este blog vinculado a la agencia inmobiliaria de F&B REAL ESTATE INVESTMENTS, siempre hemos dicho que acompañamos a nuestros clientes durante todo el proceso de una transacción inmobiliaria, ahora bien, ¿a qué nos referimos exactamente?

Antes de responder a esta pregunta debemos determinar que hay dos tipos de “buscadores”: los que deciden seguir su propio instinto y realizan la gestión por su cuenta o los que no desean arriesgarse y deciden confiar en la ayuda de profesionales.

Es cierto que vivimos en la cultura de los libros de autoayuda y del “hágalo usted mismo” con cientos de aplicaciones o consejeros, que son muchas veces, familiares o amigos bienintencionados y supuestos expertos que publican toda clase de recomendaciones en Internet y las redes sociales. Información, dicho sea de paso, muchas veces errónea y contradictoria. El área de influencia de estas personas puede tener muchas ramificaciones en el tejido de nuestra sociedad e incluso convertirse en una tendencia ampliamente aceptada.

Umberto Eco decía:

“No son las noticias las que hacen el periódico sino el periódico el que hace las noticias.”

En una era en la que la mayor parte de las publicaciones digitales o en papel son [fake news]noticias falsas no contrastadas y que en muchas ocasiones persiguen oscuros objetivos políticos, ideológicos o comerciales, no podemos creer todo lo que se nos dice. Lo más recomendable es averiguar por nosotros mismos de forma directa lo que más nos conviene adquiriendo la certeza de que lo que se nos está ofreciendo es realmente confiable. En este sentido, en F&B siempre estamos dispuestos a responder todas tus preguntas y a mostrarte con evidencias, por qué una transacción inmobiliaria precisa el asesoramiento de un equipo profesional dedicado y confiable.

Desde que alguien que nos visita por primera vez hasta que por fín compra, vende, traspasa o alquila una vivienda, nos comprometemos a acompañarle durante todo el proceso desde el minuto cero en lo referente a la selección, la gestión administrativa, consultas a organismos oficiales, visitas in situ a la vivienda elegida, base de datos, contactos, llamadas, consulta a los bancos, comprobaciones de todo tipo, incluso las referentes al certificado energético o gastos de comunidad, posibles mejoras o reformas, etc.…

Pero, comencemos por el principio:

El lugar

Recordemos que, tratándose del Principado de Andorra, disponemos de hasta siete parroquias o divisiones administrativas, cada una de ellas con sus propias peculiaridades: Canillo, Encamp, Ordino, La Massana, Andorra la Vella, Sant Julià de Lòria y Escaldes-Engordany cuentan cada una con atractivos propios que los hacen singulares.

La primera elección es sin duda el lugar. Digamos que, como punto de partida, esto puede determinar todo lo demás, la accesibilidad, proximidad con centros de servicios vitales como médicos, colegios, lugar de trabajo, centros de alimentación, así como el precio. Preguntémonos: ¿qué estamos buscando?

Siempre es bueno pensar a largo plazo, especialmente con relación a los desplazamientos. ¿Cuántos vehículos necesitaré, cuanta distancia debo recorrer cada día para simplemente ir al supermercado, cómo se traduce esto en gasolina, mantenimiento o desgaste del vehículo?

Consultas previas

Algunos datos importantes a tener en cuenta sobre la vivienda son por ejemplo la información del registro de la propiedad sobre la titularidad y cargas de la vivienda. 

También hay otros aspectos que no debemos obviar como los impuestos.

El comprador es el responsable de pagar el impuesto de propiedades, el cual se divide en dos. Una parte se paga al ayuntamiento de la localidad donde esté ubicado y la otra parte al gobierno de Andorra. Esta parte que recibe el gobierno es un “Impuesto de transmisiones patrimoniales”.

El valor del impuesto total es del 4% del valor del inmueble. Luego se divide en dos.

La gestión recibe el asesoramiento y la compañía de los agentes inmobiliarios, pero debe realizarse ante notario. Las tasas notariales son entre 600€ y 1.200€, en un único pago. Además, se le suma el 0,1% del valor del inmueble, que resulta del precio final de la venta.

Además, si la vivienda es nueva, se deben de solicitar los siguientes datos:

  • Nombre o razón social del promotor.
  • Plano de la vivienda y memoria de calidades.
  • Cédula de habitabilidad.
  • Calificación urbanística.

Nuestros expertos revisarán el estado del edificio, la instalación eléctrica y la infraestructura, se comprueba también el alta en los suministros, el gasto de luz previsto y se consulta con los organismos municipales si hay, en el futuro, algún plan urbanístico que pueda afectar a la nueva vivienda.

¿Te imaginas realizar todas estas gestiones por ti solo? En F&B hace casi cuarenta años que nos dedicamos a las transacciones inmobiliarias de éxito. La decisión y muchas veces necesidad de adquirir una nueva vivienda puede representar un trabajo abrumador para aquellos que desconociendo el sector se aventuran a una búsqueda en solitario.

En este post solo hemos mencionado algunos ejemplos, pero el trabajo administrativo y de seguimiento puede ser agotador y desesperante si no contamos con la experiencia profesional de unos agentes dispuestos a trabajar a favor de nuestros intereses.

El seguro del hogar 

La ley obliga a asegurar la vivienda si tenemos una hipoteca, e incluso a reflejar en la póliza la existencia del préstamo hipotecario porque el inmueble que adquirimos es en sí mismo la garantía de dicho préstamo, por lo que es obligatorio que preservemos su valor. Es además muy recomendable tener un seguro de hogar para estar cubierto ante cualquier eventualidad como un escape de agua o avería eléctrica, incendio e incluso explosiones que puedan afectar a la estructura, como las paredes, suelos, instalaciones y también al mobiliario.

Los seguros del hogar se dividen en dos partes.

El continente: El continente es el valor de tu vivienda en materia de estructuras o instalaciones fijas (paredes, techos, suelos) que pudieran verse afectadas por un siniestro. 

El contenido: Se trata del conjunto de cosas de valor que incluye la vivienda asegurada (joyas, muebles, ropa, electrodomésticos, alimentos, tecnología etc.). Un buen seguro de hogar cubrirá tanto los daños producidos por un siniestro como por un robo. Aunque la ley diferencia robo de hurto y se valora las medidas adoptadas por el propietario en materia de seguridad como cerraduras, rejas, sistemas de alarma o puertas blindadas, entre otros.

Un seguro eficaz incluye también:

  • Los accidentes domésticos que puedan precisar asistencia sanitaria.
  • La responsabilidad civil de la vivienda: que cubra, por ejemplo, algo que se desprende de nuestro balcón o que se nos cae a la vía pública provocando un daño material o personal.
  • La responsabilidad civil familiar y de las mascotas: es decir los posibles daños causados a las cosas o terceros por quienes habitan la vivienda, dentro o fuera de ella. Por ejemplo, un perro o un niño que hace una trastada estando en la calle.

En F&B REAL ESTATE INVESTMENTS, podemos ayudarte a elegir el mejor seguro para tu hogar y tu familia. Nuestro servicio no concluye en el momento de la venta, es un servicio a largo plazo, porque queremos que te sientas tranquilo y que todo te vaya bien.

Siempre respetaremos tu decisión sobre tu personal manera de hacer las cosas, pero recuerda, estamos aquí para ayudarte.