A pesar de este aumento, el volumen de negocio no ha seguido el mismo ritmo ascendente, sino que incluso ha mostrado una disminución en comparación con los años anteriores afectados por la pandemia de la Covid-19.

La Estadística estructural de las empresas no financieras, publicada recientemente con datos del ejercicio 2021, revela un incremento del 11,5% en el número de empresas inmobiliarias en un periodo de tres años, llegando a superar el millar por primera vez. Sin embargo, el volumen de negocio no ha logrado mantener el mismo ritmo, registrando una disminución en el último ejercicio.

En cuanto a los establecimientos, también se observa un crecimiento significativo, con un aumento del 12,1% en tres años. No obstante, la pandemia también tuvo un impacto, provocando una reducción en el número de establecimientos durante el periodo afectado.

En cuanto al personal ocupado, se ha mantenido relativamente estable en los últimos tres años, a pesar de las fluctuaciones durante el pico de la pandemia. En cuanto al volumen de negocio, aunque se registró un ligero aumento en 2021, sigue siendo inferior a los niveles previos a la crisis sanitaria.

En términos de resultados y márgenes de explotación, se ha observado una reducción durante estos tres años, junto con una disminución en el gasto por asalariado.

Por otro lado, el informe destaca un aumento general en el número de empresas activas, con un fuerte crecimiento en el sector servicios. Las ventas de las empresas no financieras han mostrado un incremento significativo en 2021, a pesar del impacto negativo de la pandemia el año anterior.

En cuanto a la inversión en activos, se ha observado un aumento, destacando especialmente las actividades inmobiliarias como una de las principales áreas de inversión.